Categorías
RECURSOS Y CONTENIDO

LA EFICIENCIA DEL MERCADO Y LA SELECCIÓN DE CARTERAS

JLP WorkGroup. Economía y Finanzas.
Web educativa Prof Dr Joaquín López Pascual.
Últimas entradas de jlpworkgroup (ver todo)

El RIESGO es la probabilidad de perder todo o parte de lo que estamos invirtiendo.

La fuente de riesgo es la incertidumbre, que proviene del hecho de que no se puede saber exactamente lo que sucederá en el futuro.

La teoría de la formación de carteras analiza el comportamiento del inversor que desea optimizar sus decisiones de inversión en los mercados de capitales.

El origen de esta teoría se remonta a Markowitz quien en 1952 plantea un modelo que recoge de forma explícita el comportamiento racional del inversor, que se traduce en la maximización de las expectativas de ganancia y la minimización del riesgo.

Gestión Pasiva

La gestión pasiva consiste en determinar la composición de una cartera en el momento de constituirla, sin que posteriormente se tome ninguna decisión para alterar esta composición inicial.

“fondos o carteras indiciados”

Gestión Activa

La gestión activa consiste en ajustar en cada momento la composición de la cartera a las expectativas que tenga el gestor sobre la evolución del mercado en su conjunto y de valores determinados, de modo que, de realizarse éstas, se obtengan resultados positivos.

MERCADOS EFICIENTES. NIVELES

Eugene Fama:

  • Débil
  • Semifuerte
  • Fuerte

Forma Débil

Cuando los precios reflejan toda la información histórica (antes de t = 0).

Nadie puede obtener retornos extraordinarios basado en tendencias, dado que dicha información ya está reflejada en los precios.

Forma Semifuerte

Cuando los precios reflejan toda la información pública disponible incluyendo la histórica (t< or = 0).

No se puede obtener retornos extraordinarios con base en información pública.

Forma Fuerte

Los precios reflejan toda la información: pública y privada.

Ni siquiera contando con información privilegiada se puede obtener retornos extraordinarios.

ANOMALIAS DEL MERCADO

Los mercados financieros parecen comportarse eficientemente con respecto a la información públicamente disponible. Sin embargo, se han detectado algunas irregularidades que al ser persistentes y de tan gran magnitud se han llamado anomalías del mercado.

EJEMPLO: Efecto «Fin de Semana»

French (1980) y Gibbons y Hess (1981) estudiaron la forma del rendimiento de los títulos desde el cierre del mercado el Viernes al cierre del Lunes, con objeto de averiguar si el rendimiento de los tres días naturales era tres veces mayor que el de un día cualquiera.

Intentaban saber si el mercado operaba sobre los días hábiles o sobre los naturales. La sorpresa fue grande cuando vieron que el rendimiento del Lunes no sólo no se parecía al de los otros cuatro días hábiles sino que era, incluso, bastante negativo.

RIESGOS EN LA SELECCIÓN DE CARTERA

Las teorías sobre formación de portfolios giran fundamentalmente en torno a los tres tipos de riesgos en la selección de cartera, y son:

Riesgo de pérdida, el no recuperar la inversión y que se produzca una merma o pérdida de capital.

Riesgo de desaprovechar oportunidades de inversión, el asignar recursos a ciertos activos menos redituables que otros.

Riesgo de liquidez, el comprometer recursos en activos difíciles de convertir en dinero provocando una pérdida en el momento en que se hace necesario efectuar un pago imprevisto.

TEORÍA DE LA SELECCIÓN DE CARTERAS DE MARKOWITZ y TOBIN

En cada situación concreta tendrá que optar por una determinada “ganancia – riesgo», en función de sus preferencias personales.

Como medida de la rentabilidad de la cartera de Markowitz se utiliza la media o esperanza matemática de rentabilidad que el inversor espera obtener en el futuro, y que solamente se conoce en términos de probabilidad, y como medida del riesgo la desviación típica de esa rentabilidad.

De aquí que al modelo se le conozca con el nombre de Media – Varianza.

La principal conclusión de J. Tobin es que la teoría de la aversión al riesgo explica la preferencia por la liquidez y la relación decreciente entre demanda de dinero y tipo de interés.

PARA SABER MÁS…

MATERIAL DIDÁCTICO (para alumnos, docentes y formadores)

Web educativa Prof Dr Joaquín López Pascual

Principales LIBROS del Prof. Dr. JOAQUÍN LÓPEZ PASCUAL

de interés también para alumnos, docentes y formadores

Categorías
RECURSOS Y CONTENIDO

Elección del tipo de Análisis Bursátil

JLP WorkGroup. Economía y Finanzas.
Web educativa Prof Dr Joaquín López Pascual.
Últimas entradas de jlpworkgroup (ver todo)

El valor de un activo financiero se puede tratar de estimar en función de las expectativas sobre la marcha de la empresa emisora y de las rentas que ésta presumiblemente va a proporcionar, es decir, de su futuro.

Estas metodologías se encuadran dentro de lo que se ha venido denominando análisis fundamental. Existe, sin embar­go, otro gran grupo de metodologías que tratan de predecir la evolu­ción de un valor en función de su pasado. Estas metodologías se enmarcan dentro del análisis técnico.

Estos análisis serán aplicables a cualquier tipo de activó financiero: ac­ciones, obligaciones y bonos e incluso divisas o activos reales.

Por todo ello, a la hora de decidir qué metodología es la más adecuada para valorar un activo, es preciso plantearse una serie de cuestiones:

Horizonte de inversión previsto

Normalmente, el análisis fundamental proporciona buenos resultados cuando el hori­zonte de inversión es amplio, es decir, el inversor compro­mete recursos durante un período de tiempo más o menos largo, invirtiendo a largo plazo.

Por el contrario, el análisis técnico se orienta más al corto plazo, intentando conseguir plusvalías a partir de los rápidos movimientos que se produ­cen en el mercado. Por esto, tradicionalmente se ha asocia­do al análisis técnico con la especulación.

Grado de eficiencia del mercado

No todos los análisis son válidos en todos los mercados ni en todos los momentos del tiempo.

Una cuestión clave a considerar es el grado de eficiencia del mercado, es decir, su capacidad para formar de manera rápida y fiable unos precios que descuenten toda la información concerniente a los valores.

Este hecho ha­ría que el precio de mercado de los activos girara conti­nuamente en torno a su precio teórico, considerándose en­tonces que el mercado funciona de forma adecuada.

Los mercados se pueden ajustar a tres niveles distintos de efi­ciencia, según una clasificación que ya se convertido en clásica:

  • Hipótesis «débil» de eficiencia del mercado
  • Hipótesis «intermedia» de eficiencia del mercado
  • Hipótesis «fuerte» de eficiencia del mercado

(La eficiencia del mercado y la selección de carteras Joaquín López Pascual)

La eficiencia de un mercado es una cuestión difícil de con­trastar, y además un mercado no tiene por qué ser igualmente efi­ciente a lo largo del tiempo. En cualquier caso, se debe poseer alguna noción de ella para elegir con acierto la metodología ade­cuada.

PARA SABER MÁS:

López Pascual, J. y Rojo Suárez, J. «LOS MERCADOS DE VALORES. ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO» Ed. Pirámide.